martes, 31 de mayo de 2011

Rumbo a la mierda.

-A veces uno necesita pistas, indicios... O eso, o que todo sea tan claro, como el agua, o quizás más. A veces uno no sabe que decir, se encuentra perdido en un bonito mar de dudas. Tan bonito, que si pudieras lo mandarías más rápida que la velocidad de la luz a la mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario